El Roller Derby es un deporte originario de Estados Unidos donde se encuentra asentado, teniendo estructuras propias donde se juega este deporte y apoyos institucionales varios. Una de las características más importantes es que es un deporte creado y practicado por mujeres, existen categorías masculinas pero fueron creadas posteriormente.

Barcelona Roller Derby se fundó como equipo el 4 de abril de 2011. Este deporte se caracteriza porque originalmente se jugaba sólo por mujeres. Hoy en día existen equipos masculinos. Un deporte que rompe con estereotipos de género, siendo el único deporte que deja participar a personas transexuales. Roller Derby es sinónimo de tolerancia y lucha.

Es un deporte que lo hacen los equipos. Pero existe una  agrupación llamada WFTDA, esta agrupación se encarga de coordinar a equipos de todo el mundo por medio de representantes de los distintos equipos que se encuentran dentro de esta agrupación. Por medio de esta asociación se celebran campeonatos como la “Champions” celebrado en Filadelfia este año y el Mundial de equipos celebrado en Manchester, donde participaron varias integrantes de Barcelona Roller Derby.

Inés, alias Machete, es una jugadora de origen parisino aunque sus raíces se remontan a Túnez. Una guerrera dentro y fuera de la pista que compagina su vida deportiva con su vida laboral y no menos importante su vida familiar. Ella conoció a su compañera por medio del equipo, actualmente ambas comparten vidas.

 

Ingles de Acero, el nombre de guerra de Barcelona Roller Derby es un equipo consolidado y un referente a nivel nacional por su profesionalidad y nivel del equipo; es el primer equipo de España en entrar en la WFTDA. La filosofía WFTDA y del Roller Derby es de una gestión y control de la liga por parte de las jugadoras, ellas eligen a las capitanas, entrenadoras, es decir, elaboran toda la estructura del equipo por medio del asamblearismo y de las votaciones en cuanto a las decisiones.

Su actitud de lucha y constancia que desarrolla en el deporte lo translada a su día a día. En su cabeza no existe un no por respuesta y esos son los valores que le transmite a su hijo, Leo. Se ha sentido reforzada por el Roller Derby en cuanto a la fuerza física y mental que ha adquirido por medio del deporte, empoderamiento y familia.

 

¿Qué es la liga? La liga son todas las personas que hacen posible el funcionamiento de Barcelona Roller Derby y no sólo las personas de Barcelona que hacen posible que funcione el equipo, sino también otras jugadoras de otros países y ciudades que hacen posible el funcionamiento de este deporte por medio del trabajo con otros equipos como Ingles de Acero.

La WFTDA elabora un reglamento propio, generado por ellas mismas e inclusivo con el colectivo transexual. En España existe una selección de Roller Derby, el Team Spain, en el que la entrada de las jugadoras depende de las propias integrantes de los equipos de Roller españoles que están dentro de la WFTDA, de forma asamblearia.

Los equipos están formados por 14 jugadoras de las cuales 5 participan en el juego. Una combinación de estrategia y fuerza cuya finalidad es marcar un jam. Un jam es cuando la jugadora denominada “jammer” consigue dar una vuelta completa al óvalo superando a las adversarias del equipo contrario ¿mujeres igual a débiles?

 

Barcelona Roller Derby tiene dos categorías A y B además de las “fresh meat” patinadoras que quieren entrar en el equipo y algunos árbitros (ambas secciones son preparadas por las propias jugadoras). El objetivo es tener un partido al mes, uno para el A y al siguiente mes uno para el B, alternar para que puedan jugar jugadores de ambas categorías. Pero al variar las jugadoras entre el A y el B posibilita que muchas tengan la posibilidad de jugar.

El periodo de “fresh meat” dura entre 3-4 meses en el que tienes que pasar unos requisitos mínimos de patinaje, luego un examen teórico y práctico relacionado con el aprendizaje del manual WFTDA para garantizar la seguridad de las jugadoras, además de su formación del funcionamiento del juego y sus factores.

Loreto, alias Mad Mad Chica, es una de las veteranas del equipo. Lleva desde los inicios en el equipo y ha visto la evolución y el crecimiento del equipo. De pasar de ser un grupo de amigas con una idea pero sin nada construido, a formar uno de los equipos más potentes del panorama nacional y referente a nivel europeo e internacional.

 

Los equipos se encuentran en un ranking europeo y ranking mundial, gestionado por la WFTDA, pero no existe el concepto de una liga nacional como tal, los distintos equipos juegan y el resultado afecta a la posición del ránking del equipo vencedor o perdedor. El equipo B de Barcelona Roller Derby no pertenece a la WFTDA. Para estar en la WFTDA tienes cumplir una serie de mínimos, en cuanto a nivel del equipo, un mínimo de partidos de determinado nivel y cumplir entre 1 y 2 año de aprendiz de WFTDA  y ya pasas a formar parte.

La actitud la mantiene dentro y fuera del campo. Feminista acérrima apoya el Roller Derby como un mecanismo para unificar a las mujeres y crear grupos con convicciones claras de lucha. El machismo está presente en la sociedad y la lucha feminista lleva años luchando por sus derechos, Mad Mad Chica considera que ahora es el momento.

 

En un partido juegan 5 jugadoras por equipo siendo un total de 15 con suplentes (aproximado), entre esas cinco encontramos a las bloqueadoras entre ellas está la pívot que se puede convertir en jammer y una jammer. La finalidad es que la jammer, que porta una estrella en el casco, de una vuelta completa al óvalo y según el número de bloqueadoras que supere, tendrá un punto por bloqueadora superada y dos puntos por superar a la jammer del equipo contrario. Por consiguiente, la jammer es la encargada de marcar.

Porque compaginar el deporte con la vida diaria y otras actividades es posible. Nuestras protagonistas son el ejemplo claro, compaginar 3 entrenamientos a la semana con una dedicación profesional de un deporte, sumado con la vida de cada una, es digno de admiración. Sacrificio y esfuerzo igual a resultado es el ejemplo claro de estas mujeres.

 

Roller Derby no sólo es un deporte, transgrede más allá. La gestión es asamblearia, existen diferentes comités, ya que es necesario mucho trabajo para mantener la estructura. En Barcelona Roller Derby no hay una entrenadora, hay un comité de entrenamientos, formado actualmente por cuatro o cinco personas. La mitad de los comités son votados y la otra mitad entras directamente como es el caso del comité de comunicación, gestionado por Scoopy, jugadora del equipo barcelonés. Coordinación, entrenamiento o capitanías son votadas por las jugadoras.

El comité de entrenamiento (formado por 4 o 5 jugadoras) gestiona el entreno y lo supervisa (aunque el carácter horizontal de este deporte posibilita el apoyo y el trabajo de todas las jugadoras durante el entrenamiento), además cada equipo en cada partido, está obligada a llevar un árbitro como mínimo, ya que son necesarios hasta cinco árbitros por partido, por consiguiente al existir personas de otras procedencias se habla inglés.

El Roller Derby es punk. Un deporte que lucha contra los estereotipos y promueve la tolerancia en vez de la exclusión por condición sexual, raza o género. Un deporte de supervivientes ante la vorágine de los deportes generalistas de masas que sólo promueven un consumo masivo, ellas van más allá. No sólo es un deporte, es un modo de vida.

 

“Inglés de Acero” es una estructura autogestionada 100%. La WFTDA facilita estrategias de financiación pero no como una estructura que financie el deporte.

Elle Visse es jugadora y además pertenece al comité de entrenadoras, realiza la labor de headcoach (a grosso modo entrenadora jefa). Ella procede de París y lleva 5 años en Barcelona. El Roller Derby ha potenciado su capacidad de decisión y su responsabilidad por el equipo. Según Elvis, es un deporte en el que confluyen personas de muchos ámbitos diferentes y esta mezcla posibilita el diálogo con personas diferentes que nunca te hubieras planteado un diálogo fuera de la pista. Es un deporte que rompe con la imagen estereotipada del canon de belleza femenino, da igual como sea tu cuerpo o tu físico, se trabaja en base a cómo eres.

La jammer, la encargada de dar la vuelta al óvalo para puntuar en la jugada, porta una estrella en el casco. De esta manera se diferencia del resto de jugadoras que son bloqueadoras. Sólo se permiten una serie de formas de bloqueo para no dañar a la jugadora. También existe la figura del pívot, con la franja en el casco, que puede hacer de jammer.

 

Elvis ha participado en distintos grupos feministas y de lucha por los derechos de las personas transgénero. Actualmente considera que el Roller Derby es su activismo. Está intentando crear un comité de inclusión y diversidad de personas en situación de exclusión social… Para ofrecerles apoyo por medio del deporte. El compromiso con el colectivo transgénero y queer de Barcelona Roller Derby es férreo. Ella considera el Roller Derby como algo que cuando empiezas, no puedes parar.

La autogestión es otro de los fundamentos del Roller Derby. Es un deporte creado por las jugadoras. Existe una agrupación que se encargar de regular las normas y equipos pero sólo es un elemento de cohesión de los equipos. Las normas son elaboradas de forma asamblearia al igual que los cargos técnicos dentro del equipo

 

Inés, alias Machete lleva 7 años practicando Roller Derby, sus comienzos fueron en París su lugar de origen, aunque proviene de familia del norte de África, ella se define como un “mix cultural”. Empezó desde cero, un grupo de chicas interesadas en este deporte que se ponen en contacto para practicar, las chicas más experimentadas enseñaban a las que querían iniciarse.

Entre los años 2012 y 2013 llega a Barcelona, donde conoce a su y compañera que también practicaba Roller. Con un poco de suerte, a la semana de llegar encuentra trabajo, piso y se enamora. Empieza a introducirse en el equipo, facilitando las amistades en su llegada por la mentalidad abierta del equipo, en el Roller no hay barreras. Machete es madre de Leo, un pequeño de 1 año y medio hijo de ella junto a su compañera, pero la maternidad no le ha condicionado, le ha reforzado “ser madre es super guay” y quiere crear en un futuro una iniciativa destinada a familias fuera del rol estereotipado de familia clásica.

Elle Vise, alias Elvis, es jugadora y además pertenece al comité de entrenadores siendo una de las “Head-coach” de Barcelona Roller Derby. Cuentan con varios comités, en algunos se entra directamente como el caso de comunicación y otros sometidos a votación. El Roller Derby se ha convertido en la columna vertebral de su vida.

 

La maternidad no es un condicionante en el Roller Derby a diferencia de otros deportes y su trato respecto al veto de esta. Machete considera que la gente ve el Roller Derby como una imagen estereotipada de mujeres en patines, no ven más allá. El Roller Derby es un deporte exigente, que necesita preparación física, cuidados, conseguir el máximo nivel para rendir de la forma más exigente posible, no es una tendencia, una moda, es un estilo de vida. Una guerrera que es capaz de compaginar familia, trabajo y varios entrenamientos a la semana, pero esto no sería posible sin el apoyo de su entorno y concretamente su compañera. Ella considera que el Roller Derby le ha fortalecido como mujer.

Loreto, alias Mad Mad Chica, procede de Chile. Para ella el Roller Derby es “Chicas en patines y violencia, feminismo y ruedas”. Es un deporte que reafirma la condición de mujer a través del grupo y la fortaleza que vas generando, además de cambiar tu condición de vida por medio del refuerzo generado por medio de este. Te empodera. Mad Mad Chica lleva desde el inicio en el equipo, pero jugando lleva cuatro años, ya que en sus inicios no sabía patinar. Un ejemplo claro de referente de superación al llegar al máximo exponente de la liga, el equipo A de Roller Derby Barcelona.

Su activismo es Barcelona Roller Derby. Al ser un equipo sensibilizado con las personas transexuales y queers, participan en distintas actividades para apoyar las distintas causas. Quiere crear una comité de apoyo a personas que se encuentran en situación de exclusión social por medio del deporte.

 

Participa en el comité de “freshis” o “fresh meat”, se encarga de las novatas y de las personas que llegan interesadas en la liga; sus entrenamientos previos y generar motivación para la cohesión del grupo. Habla de dos líneas en el Roller Derby, una parte más show y otra más deportiva. El Roller hoy en día está luchando por ser consideradas mujeres, deportistas y atletas, desligarse de la imagen preconcebida creada por la imagen estereotipada de la “niña mona” en patines.

Trabaja junto con una compañera en un proyecto empresarial que se basa en la elaboración de dildos de maderas nobles. El empoderamiento y la promulgación de los derechos como mujeres es la base de estas mujeres, no existen tabús por condicionamientos sociales. Alternativas ecológicas para el placer.

 

El feminismo es una guerra que se lleva librando durante años y el Roller Derby es un componente más para reforzar esta lucha. Mad Mad Está en contra de la institucionalización del Roller Derby como un deporte más. Los inicios de este equipo se conforma con diez jugadoras entre ellas Mad Mad Chica, sin categorías de A y B, tan sólo un grupo de diez chicas con una idea, Barcelona Roller Derby.

Barcelona Roller Derby forma a todas las personas que quieran formar parte de la estructura del equipo, no sólo jugadoras, por medio del aprendizaje para poder ser árbitro o realizar otras labores durante el partido. Es mucho trabajo y hacen falta muchas manos para hacer un partido, traslado de jugadoras, alquiler de pista, árbitros, asistentes, médicos…

“No somos lo que ellos quieren, somos mujeres fuertes, tatuadas que se dan de hostias, antes éramos pocas y ahora somos muchas y concienciadas”

 

Chica ve la situación nacional alentadora, considera que hay un aumento del nivel de los equipos existentes. Antes jugaban más fuera, ahora seleccionan equipos buenos de fuera para que jueguen en Barcelona debido al crecimiento del equipo y el interés de otros equipos de jugar contra ellas.

Ella considera que no buscan el apoyo institucional, las instituciones apoyan a roles concretos, varones o adolescentes de media edad, el perfil de Roller no entra dentro del plano de valores institucionalizados “No somos lo que ellos quieren, somos mujeres fuertes, tatuadas que se dan de hostias”. El hombre está educado a cumplir el rol de la fuerza y ellas están rompiendo los esquemas, están sacando los dientes y se sienten amenazados “antes éramos pocas y ahora somos muchas y concienciadas”.

En este imagen podemos contemplar a dos equipos que hace unos minutos eran adversarias. Pero el trasfondo es que no hay enemigas, todas son un mismo grupo que luchan por un fin común, el empoderamiento de la mujer, la defensa del Roller Derby y su carácter original. Guerreras ante un mundo de triste predominancia machista.